Blog

HomeEstacionamiento inteligenteEl control de las zonas de aparcamiento de pago

El control de las zonas de aparcamiento de pago

Las zonas de estacionamiento regulado son claves para garantizar las rotaciones en las zonas de las ciudades con más afluencia de tráfico. Estas plazas están destinadas a los usuarios que necesitan realizar ciertas gestiones en un plazo determinado de tiempo.

El modelo de regulación tradicional o la llamada zona azul tiene como objetivo regular el uso de los aparcamientos en la calle. Esto se consigue mediante el pago de una tasa por estacionar y, en algunos casos, limitando el tiempo máximo de estacionamiento.

Suelen estar ubicadas alrededor de zonas de servicios como pueden ser comercios, hospitales o escuelas con la finalidad de facilitar el acceso a los ciudadanos asegurando una plaza libre a aquellos que necesitan realizar sus gestiones.

Fuente: 20minutos.es

Hay que verificar la información que conste en la señal que regule el tramo de aparcamiento, dado que puede haber condiciones particulares en cada una de las zonas de estacionamiento regulado. Puede darse el caso que los domingos y festivos siga estando activo el pago en zonas determinadas como puede ser en la playa o las zonas más turísticas de la ciudad.

El horario más común suele ser de lunes a viernes de 9:00h a 14:00h y de 17:00h a 20:00h, pudiendo ampliarse como explicamos antes. Depende de cada ayuntamiento instaurar la normativa específica de cada zona, pudiendo establecer incluso diferentes tarifas dentro de una misma ciudad. Esto depende de la demanda de aparcamiento que tenga dicha zona.

De esta forma se evitan los coches aparcados durante un largo período de tiempo. Así más ciudadanos pueden beneficiarse de las plazas para realizar sus gestiones, dejándola libre cuando finalicen.

 

¿Cómo funcionan las zonas de estacionamiento regulado?

En algunas poblaciones pueden aparcar gratuitamente los usuarios que tengan la tarjeta acreditándoles como Personas con Movilidad Reducida o los vehículos eléctricos. Deberán obtener el certificado de 0 emisiones, entre otros. El resto de los vehículos deben efectuar el pago.

Tradicionalmente, para aparcar en estas plazas de zona azul debías dirigirte a un parquímetro, donde podrías pagar en efectivo o con tarjeta. Al realizar el pago por el tiempo que fueras a ocupar la plaza te daba un ticket. Este se debe colocar en una zona visible dentro del vehículo para que el controlador pueda verlo claramente a la hora de hacer su ronda de vigilancia.

Actualmente existen aplicaciones para realizar el pago con el móvil, lo que simplifica el proceso para el usuario. De este modo, si necesita ampliar el pago porque va a estar más tiempo aparcado no es necesario volver al parquímetro.

El control efectuado en estas zonas de aparcamiento es muy poco eficiente, ya que se hacen rutas planificadas para revisar vehículo a vehículo y comprobar que no haya infracciones. Esto hace que se pierda mucho tiempo y es posible que algunas infracciones no sean detectadas a tiempo.

Una mejora que facilita el día a día de los vigilantes es un coche con lectura de matrículas, aunque este sistema sigue basándose en rutas fijas que se han planificado anteriormente, por lo que no les garantiza que detecten las infracciones, ya que tiene que dar la casualidad de que el coche pase por allí cuando haya un vehículo mal estacionado. Este sistema, además, genera más tráfico en la ciudad.

La solución reside en aplicar la tecnología para detectar las infracciones y enviar alertas a los controladores, de esta manera se lleva un control más eficaz y se optimiza el tiempo de trabajo de los vigilantes.

Fuente: zona-azul.es

 

La solución de Urbiotica para en control de las zonas de estacionamiento regulado

Gracias a la instalación de sensores en las plazas de aparcamiento de uso regulado se puede llevar un control más exhaustivo de las infracciones que se producen por vehículos que no han realizado el pago o que siguen aparcados tras haber superado el tiempo pagado.

Además, los ciudadanos tienen información sobre la disponibilidad de plazas en tiempo real, por lo que se desplazarán hacia las zonas más concurridas sabiendo que van a encontrar una plaza libre y no tendrán que dar vueltas buscando aparcamiento.

Dado que las infracciones se detectan remotamente, los controladores no tendrán que hacer las pesadas rondas para vigilar coche a coche. Si un usuario aparca y no realiza el pago, les llegará la notificación directamente. También si alguien excede el tiempo pagado y no deja la plaza libre.

¿Cómo funciona?

  • El usuario aparca en una plaza de estacionamiento regulado numerada, guiado por la información que ve en la aplicación. El sensor U-Spot detecta la presencia del vehículo. 
  • El usuario paga utilizando los métodos de pago existentes (APP, parquímetro…)seleccionando la plaza que ha ocupado. U-Admin se integra con los medios de pago para generar alertas. 
  • Si el usuario no paga, o bien excede el tiempo pagado, se envía una alerta automáticamente al vigilante. 
  • El vigilante puede tratar la alerta, imponiendo un aviso de denuncia o descartándola en caso de que no aplique multar al usuario.  Dicho tratamiento de alerta queda historiado dando flexibilidad en la operación.  
  • Desde U-Admin, el gestor puede configurar, supervisar y consultar toda la información del sistema: plazas, reglas de uso, cuentas de usuario y vigilantes. 

Gracias a esta solución es posible optimizar los costes de control, ya que con la generación de alertas en tiempo real no es necesario que los controladores hagan las rutas planificadas y, además, se pueden priorizar las zonas con más infracciones.

También hay más disponibilidad de plazas de aparcamiento ya que con el control automatizado, los usuarios respetan más la normativa y hay más rotación de vehículos. Además, aumenta la satisfacción de los usuarios al asegurarse que encontrarán plazas libres al desplazarse a las zonas más concurridas.

Para la ciudad también supone beneficios, ya que mejora su atractivo al evitar coches circulando en busca de aparcamiento. Esto provoca un gran impacto positivo en la contaminación.

Caso de éxito en Viseu, Portugal

Un ejemplo del éxito de esta solución lo encontramos en Viseu, Portugal, donde tenían una situación muy crítica de movilidad que generaba malestar a los ciudadanos debido a la contaminación.

La Administración local de Viseu junto con SEMOVE PARK, una colaboración de Saba y Egis, ha confiado en nuestro sistema y decidió instalar 868 sensores U-Spot DUO. Han conseguido mejorar la experiencia del usuario y estimular el comercio local. Adoptaron nuestra aplicación ParkCtrl para la gestión del control del estacionamiento. Esta aplicación se ha integrado con los sistemas de pago del proyecto, que son los parquímetros de Flowbird y la APP de Saba, así como con Referencia multibanco como opción para la anulación de denuncias.

Con este sistema de sensorización, los ciudadanos tienen información en tiempo real de dónde encontrar plazas libres en cada momento. Pueden consultar esta información a través de la APP de Saba y paneles informativos, así es mucho más fácil decidir dónde aparcar.

Además, facilita en gran medida el trabajo de los controladores, ya que el sistema permite detectar en tiempo real el fraude por falta de pago o si el tiempo pagado por el usuario ha sido excedido.

Si quieres saber más sobre el proyecto: Viseu

 

Otros enlaces de interés: 

Control del parking regulado en la vía pública 

Casos de éxito de parking inteligente 

Control de uso de las plazas de parking reservadas 

Sensor de detección plaza a plaza U-Spot DUO 

 

¿Te gustaría estar al día de nuestras novedades, desarrollos y proyectos? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter! 

 

 

 

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies