Blog

HomeEstacionamiento inteligenteCómo gestionar los aparcamientos con las Zonas de Bajas Emisiones

Cómo gestionar los aparcamientos con las Zonas de Bajas Emisiones

Ya son muchas las ciudades que cuentan con Zonas delimitadas de Bajas Emisiones. Barcelona fue la primera ciudad en España en implantarlo y ha servido de ejemplo para otras ciudades como Madrid o Sevilla. Estas áreas delimitadas son zonas donde se restringe la circulación de los vehículos más contaminantes para reducir la contaminación del aire en el área urbana.

Si hacemos un recuento en Europa, tenemos unas 280 ciudades que han implantado Zonas de Bajas Emisiones. Entre ellas encontramos por ejemplo Londres con dos zonas ZBE distintas, siendo una de ellas mucho más restrictiva. Otro ejemplo, en Bruselas, las restricciones están activas 24 horas al día todos los días de la semana.

Tras aprobarse la Ley Europea del Clima se establecerán nuevas normativas que afectarán a diversas ciudades. Una de ellas es la obligación de la creación de Zonas de Bajas Emisiones en ciudades con más de 50.000 habitantes. Dicha ley, además del objetivo de neutralidad climática y de que la Unión Europea consiga emisiones negativas a partir de 2050, establece un objetivo vinculante para la reducción de las emisiones netas de gases de efecto invernadero en al menos un 55% de aquí a 2030 con respecto los niveles de 1990.

En un plazo de menos de dos años las ciudades españolas con más de 50.000 habitantes tendrán la obligación de delimitar nuevas zonas de bajas emisiones con el objetivo de reducir en gran parte el uso de vehículos particulares en sus zonas urbanas. Otra medida que también incluye esta nueva normativa es que todas las ciudades con más de 20.000 habitantes que no cumplan con unas exigencias mínimas de calidad del aire también tendrán que contar con zonas delimitadas obligatoriamente.

Estas restricciones en la movilidad se implantarán para mejorar la calidad del aire y la salud de los ciudadanos además de mitigar el cambio climático. También se pretende promover una movilidad más sostenible y recuperar el espacio público para los peatones.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las localidades españolas obligadas a instaurar estas Zonas de Bajas Emisiones ascienden a un total de 149.

Esta obligación puede ser un problema para los ciudadanos dado que no todos tienen el transporte público a mano y necesitan su vehículo para desplazarse y poder acceder a él.

Para ello existen las zonas habilitadas llamadas Park & Ride o parkings disuasorios. Son parkings situados en la periferia de las ciudades con el fin de que sus ciudadanos aparquen aquí y se dirijan al centro de la ciudad con transporte público. Generalmente estos aparcamientos se encuentran cerca de estaciones de autobuses o ferrocarriles para facilitar el trasbordo y promover el trayecto en transporte público.

¿Cómo mejorar la gestión y conseguir un uso más eficiente de estas zonas?

Con la solución de guiado de Urbiotica para las instalaciones Park & Ride solo se tienen equipar las entradas y salidas del parking con sensores inalámbricos.

La información recogida por el sistema determina el número de plazas de aparcamiento libres en el área, así como la disponibilidad de plazas reservadas para vehículos especiales (como PMR o vehículos eléctricos).

Esta información se hace llegar a los conductores indicando las opciones de aparcamiento libre a través de paneles de señalización variable y/o APPs.

¿Cómo funciona el sistema?

  1. El conductor se dirige a un área de aparcamiento y accede a él a través de una entrada bien delimitada. El sensor U-Flow instalado en dicha entrada detecta el paso del vehículo y envía la información a la plataforma a través de la red de comunicación.
  2. La plataforma recoge los datos y en base al aforo total del aparcamiento recalcula las plazas libres con este nuevo acceso. A continuación, envía los datos con la información actualizada a los paneles o las APPs indicando una plaza libre menos.
  3. Cuando el vehículo sale del área y pasa por la salida, el proceso se lleva a cabo a la inversa. La plataforma envía la información indicando que hay una plaza más disponible.
  4. Siempre que haya plazas reservadas para vehículos especiales, estas pueden ser monitorizadas con sensores plaza a plaza U-Spot.
  5. Desde la plataforma U-Admin el gestor puede supervisar, configurar y consultar toda la información del sistema tanto en tiempo real como a nivel estadístico.

Gracias a este sencillo sistema los ciudadanos tienen más facilidades a la hora de desplazarse a las afueras de la ciudad para aparcar su vehículo. Dado que tienen información en tiempo real sobre el estado de las plazas se agiliza el aparcamiento. Se evita la circulación de vehículos en busca de plazas libres y se mejora la movilidad de estas zonas.

Además, reduce el tráfico y la contaminación dado que se evitan las vueltas innecesarias. De esta manera los ciudadanos disfrutan de una ciudad más eficiente y agradable. El tráfico urbano se reduce en gran medida y los usuarios aparcan de forma más fácil, reduciendo su estrés y aumentando su satisfacción en el proceso.

Otros enlaces de interés: 

Sensor de conteo U-Flow 

Sensor de detección plaza a plaza U-Spot 

Solución de guiado Park & Ride 

Información sobre las ZBE 

…  

¿Te gustaría estar al día de nuestras novedades, desarrollos y proyectos? ¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Written by

The author didnt add any Information to his profile yet

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies